viernes, 13 de julio de 2012


Desarrollo Físico


1.1 Crecimiento del cuerpo
El crecimiento físico es más rápido durante los 3 primeros años que durante el resto de la vida. A medida que los niños pequeños crecen en tamaño, la forma del cuerpo también cambia. El tamaño del resto del cuerpo se proporciona con el de la cabeza, la que sigue el proceso en curso hasta alcanzar el tamaño de la de un adulto. La mayoría de los niños se adelgazan durante los 3 primeros años; el niño de 3 años es más delgado si se compara con el regordete y barrigón de un año.
En la mayoría de los bebés el primer diente aparece entre los 5 y 9 meses, y al año tiene 6 u 8 dientes y a los 2 años y medio tiene 20.
1.2 Crecimiento del cerebro
El cerebro humano crece más rápido mientras el bebé está todavía en el vientre y en los primeros meses de vida. En el feto en desarrollo, se forman un promedio de 250.000 células cerebrales por minuto, a través de la división celular (mitosis); así la mayoría de los cien mil millones de células en el cerebro humano ya están presentes en el nacimiento.
El cerebro, la columna vertebral y una red de nervios que llega a todas las partes del cuerpo constituyen el sistema nervioso. Este complejo sistema de comunicación envía mensajes sensoriales desde todas las partes del cuerpo al cerebro y regresa órdenes motrices de éste.
Inmediatamente después del nacimiento hay un incremento en el crecimiento de las células cerebrales. Las células formadas recientemente se clasifican por funciones, y se dirigen a sus posiciones apropiadas bien sea en la capa superior del cerebro, o en la capa inferior, o niveles subcorticales. En un recién nacido, las estructuras subcorticales que regulan funciones biológicas como la respiración y la digestión son las que están desarrolladas de manera más completa; las células en el córtex cerebral, que es donde se origina el pensamiento y la solución de problemas, todavía no están bien conectadas. Las conexiones entre las células en el córtex aumentan marcadamente a medida que el bebé madura y hacen posible el funcionamiento motor e intelectual en niveles más altos.
1.3 Conductas reflejas
Los seres humanos tienen un arsenal de reflejos, algunos de los cuales parecen ofrecer protección e inclusive abarcan hasta la supervivencia misma.
Los llamados reflejos primitivos, o reflejos de los recién nacidos, se encuentran presentes en el momento del nacimiento o un poco después, y algunos se pueden producir aun antes del nacimiento. En un bebé necrológicamente saludable, estos reflejos desaparecen en diferentes épocas durante el primer año. La breve aparición de estos reflejos primitivos indica el control subcortical del sistema nervioso de un infante, ya que la maduración de la corteza cerebral inhibe sus manifestaciones.
Los reflejos primitivos son normales en los recién nacidos pero después de los primeros meses es normal que se desvanezcan como señal de desarrollo neurológico. Los reflejos primitivos se hallan controlados por la subcorteza; su desaparición es prueba de que la corteza se está desarrollando y da como resultado el cambio de conducta refleja a conducta voluntaria. Ya que hay un tiempo preestablecido para el desarrollo y la desaparición de los reflejos primitivos, el desarrollo neurológico de un bebé, se puede evaluar al observar qué reflejos se hallan presentes o ausentes.
En sus estudios, Piaget creía que sí un reflejo no era repetido durante tiempo hasta que el bebé lo hubiera aprendido no lo desarrollaría.
Para este autor, el aprendizaje es una adaptación, un intercambio del organismo con su medio, con modificación de ambos para conseguir un equilibrio.
Un reflejo empieza a ser un aprendizaje cuando se transforma en un esquema.
Los expertos están de acuerdo en que hasta las cuatro semanas de vida el niño no ha nacido totalmente, pero desde el nacimiento del niño ya encontramos gran actividad motora. Esta actividad motora son los denominados reflejos. Por tanto vamos a ver que son los reflejos y explicaremos algunos de los más importantes.
Conductas reflejas: son movimientos automáticos provocados por un excitante exterior, sin que intervenga la voluntad ni el cerebro, sino la médula espinal.
Estas conductas pueden continuar a lo largo del tiempo y se convierten en hábitos, que llegan a derivar en actividades. Otras, sin embargo, son adaptativas y supervivenciales y llegan a desaparecer con el tiempo. Por último hay otras conductas reflejas llamadas arcaicas que se pierden rápidamente y que se cree que fueron de gran utilidad antes de que comenzáremos a evolucionar.







http://www.guiainfantil.com/educacion/desarrollo/dos_meses.htm


http://www.mapfre.com/salud/es/cinformativo/desarrollo-fisico-0-2-meses.shtml

http://html.rincondelvago.com/desarrollo-del-nino-de-0-a-3-anos.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada